mobile-icon LLAMANOS 618 37 88 50
mobile-icon LLAMANOS! 912 29 30 16

0 Carrito - 0,00

Limpieza conductos extracción en cocina de colegio

Limpieza conductos extracción en cocina de colegio 21 Sep

Uno de los aspectos importantes en el mantenimiento de un negocio hostelero, ya sea restaurante u hotel, es el de la limpieza de los conductos de extracción. Al no ser visible la suciedad, habitualmente pasa desapercibido y se pasa por alto, con el peligro que ello implica.
Todas las cocinas industriales deben disponer de un sistema y conductos de extracción diseñado para evacuar el humo y los olores. Los humos evacuados llevan un alto grado de grasa que se acumula en los filtros, campana, plénum, conductos y en la caja extractora o ventilador.
Estas grasas son altamente inflamables, siendo la responsable de la mayoría de los incendios producidos en restaurantes y hoteles. Además, los sistemas sucios hacen que un ventilador trabaje forzado, consumiendo más energía de la necesaria y generando malos olores, por una ventilación inadecuada.
Para evitar cualquier tipo de percance se recomienda una serie de acciones de limpieza y mantenimiento en todo el sistema, desde el filtro hasta el final del recorrido.

Nuestro sistema de limpieza de conductos de extracción

Este trabajo muestra el resultado de la limpieza de los conductos de extracción en una cocina de un colegio

Estado inicial antes de limpieza

Nuestras herramientas

Nuestro sistema elimina la grasa en chimeneas y conductos industriales y de cocinas, combinando la acción de un cepillo mecánico con la inyección de espuma activa y temperatura, siendo un sistema rápido y efectivo.
Cepillado neumático: Un potente motor, hace girar un cepillo dentro del conducto, llevando a cabo la acción mecánica contra la grasa. El motor gira a derecha o izquierda para arrancar la grasa.
Inyección de Espuma Activa: Una válvula de inyección rocía la espuma dentro del conducto (acción química). Se puede cepillar e inyectar espuma al mismo tiempo. La espuma tiene efecto de permanencia diluyendo la grasa al actuar el tiempo necesario (entre 10-15 minutos dependiendo del tipo de grasa). La disolución química es aplicada a una temperatura de 50-60 grados centígrados.

El resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.